El realismo mágico de Rafael Garay

Economista superestrella. Campeón de las artes marciales. Héroe del desastre nuclear de Fukushima. Prófugo de la justicia. En este momento presuntamente se encuentra en Rumania disfrutando de los millones que ganó a través de una estafa piramidal. Los más creativos dicen que vendió los derechos de su biografía a Sony para adaptarla a una película de la saga James Bond. Otros señalan haberlo avistado lanzándose desde un helicóptero a un volcán activo en Hawaii. ¿Quién es realmente Rafael Garay, el hombre del momento, aquel que logró apoderarse del epíteto de "Rey de los Chantas", en el año con mayor competencia? (Lo siento, Becaccece).

El Diario Integral presenta la biografía más comprensiva hasta el momento de Rafael Garay, desde sus inicios como karateca, hasta las proyecciones de su caso sobre las relaciones diplomáticas Rumano-Chilenas, pasando por la colección de autos de lujo y una sospechosa entrevista bajo los efectos de un "tranquilizante". Póngase cómodo y prepárese a leer la historia más disparatada del último tiempo, para después spoilearsela a sus amigos el día que salga la película protagonizada por Vin Diesel.

Seis años a puro fideo

Rafael Garay nació en Concepción y se crió en una familia de origen humilde. Las necesidades económicas marcaron su infancia. En una entrevista a la revista Paula el año 2011 declaró lo siguiente: "No tenía plata para pagar la micro. Durante seis años comí todos los días, almuerzo y comida, lo mismo: tallarines (...) No tenía ni calculadora, ni plata para libros ni para fotocopias. Así es que, obligado a hacer cálculos mentales y a aprenderme los textos de memoria". Estudió Ingeniería Comercial en la Universidad del Desarrollo, a través de una beca que lo condicionaba a no reprobar ningún ramo. Se graduó con honores y posteriormente obtuvo un doctorado en Economía en la Universidad de Lérida, España (la legitimidad de este título ha sido puesta en duda los últimos días, sin embargo, este rumor no ha sido confirmado). Sus compañeros lo recuerdan a él en su época universitaria como un gran alumno, sin embargo, relativizan sus apremios económicos, pues "vivía en una casa muy acomodada en Concepción". En su juventud también conoció la que sería una de las grandes pasiones de su vida, la práctica de artes marciales. Señala dedicar cuatro horas al día a entrenar, y dice haber participado en mundiales en Rusia, Japón y Tailandia.

Después de terminar sus estudios en España, se dedicó a dar clases en diversas universidades chilenas, participar como panelista en programas de radio y televisión, dirigir el Museo de Artes Visuales (Mavi) e incluso ser candidato a senador por la VIII región representando al PRO.

Estrella de la televisión

El economista se convirtió en un habitual de los noticiarios de la televisión chilena, donde usualmente se encargaba de acercar tópicos de economía al público general. Cabe destacar que Garay ha declarado en repetidas ocasiones su rechazo a las AFP, acusándolo de ser "el mejor negocio de todos los tiempos" (N. de la R: Garay señala que lo es para los dueños, no para los trabajadores afiliados). Incluso, Garay era parte de una empresa de inversiones llamada Felices y Forrados, cuyo objetivo era mejorar las pensiones de todos los chilenos a través de asesorías que aconsejan cuándo conviene cambiar de fondo. Los detractores han tildado a la empresa de "especuladora", y la Superintendencia de Pensiones les solicitó bajar su página web por no estar cumpliendo la regulación vigente de asesorías previsionales.

Uno de los episodios más polémicos de su carrera como economista-superstar fue una entrevista que realizó en el año 2011 para el noticiario matutino de TVN. Consultado sobre el precio del dólar, Garay respondió a las preguntas de los conductores con evidentes dificultades para hablar e hilar ideas, tras lo cual se especuló sobre un presunto estado de ebriedad. Garay ha rechazado tajantemente tales acusaciones, aduciendo "una sobredosis de ibuprofeno" como el responsable de su caña aturdimiento. Señaló también que su maestro de artes marciales en Japón le ayudó a superar el duro momento, entregándole el siguiente consejo: "Si te caes siete veces, te paras ocho”.

¿El veredicto final? Juzgue usted mismo:

Guerrero de mil batallas

Rafael Garay declara haber visitado 66 países distintos, y sus periplos no han estado faltos de adrenalina: estuvo a punto de ser ejecutado por querer entrar a Corea del Norte y ha estado presente en tres golpes de Estado. El primero de ellos fue la rebelión militar ocurrida en Tailandia el año 2006, cuya experiencia originó la vocación aventurera de Garay e ilustra perfectamente la gallardía del personaje. Garay se encontraba entrenando Box tailandés en el país del sudeste asiático. Tras observar un desfile de vehículos militares en la capital Bangkok, se internó en una tienda de televisores (convenientemente ubicada en las inmediaciones del lugar donde se encontraba presente) y se enteró a través de BBC Mundo de lo que estaba ocurriendo. Lejos de acobardarse ante la magnitud de los sucesos, optó por filmarlos utilizando una cámara que llevaba consigo. Sin embargo, nada más al salir de su hotel fue sorprendido por una bala que pasó cerca de su cabeza y un soldado tailandés que lo apuntaba con un fusil. Momentos antes de una posible ejecución, el soldado tailandés fue relevado por un superior que optó por perdonarle la vida a Garay. Finalmente, Garay y el soldado que lo salvó se hicieron amigos, a punta de conversaciones sobre política internacional y brebajes hechos a base de coco. A tal punto llegó la amistad que Garay decidió quedarse voluntariamente más días en medio del conflicto armado para seguir aprendiendo y conversando con el soldado. A partir de ese momento, Garay resolvió que quería "conocer el mundo tal como era, no el resort en Cancún".

Una de sus tantas aventuras lo llevó a su ocaso. Inmediatamente después del terremoto y posterior tsunami de Japón del año 2011, Garay dice haber atravesado la planta de Fukushima en medio del desastre nuclear para poder reunirse con su maestro de artes marciales y encontrar a dos amigos japoneses desaparecidos. Inclusive, señala que es posible que las radiaciones de la central nuclear sean las responsables de un cáncer que posee actualmente.

https://twitter.com/guedemania/status/779836509805576193

La caída

En Junio pasado, Rafael Garay comunicó a sus conocidos y clientes de su empresa de inversiones Think & Co. que poseía un cáncer terminal y que iba a liquidar todos sus bienes, con el propósito de dedicarse a tiempo completo al tratamiento de su enfermedad en Francia.“Hace un tiempo atrás me fue detectado un glioblastoma. Esto es un tumor, una suerte de cáncer cerebral (...) Antes de 21 días renunciaré a todas mis actividades laborales y profesionales para focalizarme solo en esto. Mis inversionistas recibirán sus dineros con las ganancias (...) Dejo directorios y medios de comunicación. Dejo todo (...) Es un momento difícil, pero espero poder conversar con cada uno de ustedes en los próximos días” declaró entonces. Desde ese momento, la emocionante pero no menos accidentada biografía de Garay comenzó a entrar en aguas cada vez más turbias.

A partir del 12 de Septiembre, no se supo nada más sobre el paradero o el estado de salud de Garay. Simplemente desapareció del mapa. Diversos medios de comunicación chilenos consultaron con el hospital Gustave Roussy, y la institución negó que Garay haya estado entre sus pacientes. Los 518 clientes de su empresa Think & Co. se encontraban desesperados, temiendo que los ingresos que habían depositado en sus manos habían desaparecido. El más ilustre de sus clientes es el periodista de TVN Iván Núñez, que amenazó con llevarlo a la justicia por crear una estafa piramidal. El 21 de Septiembre, su abogado Ángel Valencia interpuso una denuncia de presunta desgracia de su representado.

Lo que parecía una calamidad, pronto se fue develando como una intrincada red de mentiras creada por Garay. Contradiciendo a la premisa inicial de que Garay viajaría a Francia, la Policía Internacional dio cuenta que había viajado con 27 kilos de sobrepeso a Tailandia, posteriormente a Holanda y finalmente a Rumania, todo ello en menos de 17 días. Estando en este último país, se conoció que Garay había solicitado un certificado de soltería. Aunque no se puede afirmar con certeza, se ha especulado que el economista solicitó este certificado para poder casarse, y eventualmente adquirir la nacionalidad rumana a través de este proceso. Poseer esta nacionalidad le otorgaría, en primer lugar, un pivote para poder evadir el proceso de extradición que hoy está en su contra, e igualmente, el derecho a viajar libremente a través de la Unión Europea (recordemos que la UE ha abolido el control fronterizo entre países miembros, y Rumania es integrante desde el año 2007).

¿Eso es todo? En lo absoluto. La pareja del economista, Andrea Torelli, actualmente embarazada, declaró que había descubierto que Garay poseía una segunda polola en Rumania, corroborando los propósitos del economista, y además, confesó que nunca pudo establecer la existencia de la "enfermedad" de su pareja.

Se develó también que Garay había realizado una "fiesta de despedida" antes de su viaje a Europa en el local nocturno Passapoga, local donde él era un cliente frecuente y poseía una reputación de desembolsar grandes sumas de dinero. El año 2007, una de sus tantas visitas al cabaret había concluido con una colisión automovilística en la cual Garay fue sorprendido viajando bajo los efectos del alcohol. Tres strippers del local se encontraban a bordo.

Actualmente Rafael Garay es investigado por la Fiscalía Centro Norte por apropiación indebida y defraudaciones.

Anexo: la colección de autos de lujo de Garay

Nota: El economista vendió todos sus autos antes de comenzar su periplo

Imagen: Sitio web de Mercedes
Imagen: Sitio web de Mercedes

Convertible Mercedes AMG SL63. Precio de referencia: 103 millones de pesos

Foto: zombdrive.com
Foto: zombdrive.com

Jaguar F-type 2015. Precio de referencia: 40 millones de pesos

Foto: sitio web de Mercedes
Foto: sitio web de Mercedes

Mercedes Benz AMG GT S. Precio de referencia: 73 millones de pesos

Foto: autogespot.com
Foto: autogespot.com

Mercedes Benz G 63 AMG. Precio de referencia: 91 millones de pesos

Foto: autogespot.com
Foto: autogespot.com

Mercedes Benz SL 63 AMG 2016. Precio de referencia: 72 millones de pesos

Foto: buycolonialcjd.com
Foto: buycolonialcjd.com

Jeep Cherokee 4x4 (2016). Precio de referencia: 20 millones de pesos

Prácticamente todo el contenido de El Diario Integral es escrito por integrantes de nuestra facultad.
Recibimos todo tipo de aportes escritos: Columnas, guías, reportajes o artículos de opinión.
Puedes enviarnos sin compromiso contenido original tuyo a través de este formulario.
En caso que estés motivado y desees participar regularmente, puedes postular a la comunidad en este formulario.
En todo caso, te invitamos que difundas la página y compartas nuestro contenido con tus amigos y cercanos. Haciendo esto estarás ayudándonos a mejorar en cantidad y calidad de información.
¡Gracias por leernos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: